Blue Velvet de David Lynch

Es significativo al respecto el extraordinario comienzo del film: la canción “Blue Velvet” suena de fondo a la presentación de Lumberton, un pequeño pueblo maderero, en el que todo resulta apacible (unos niños cruzan la calle, un coche de bomberos pasea por la ciudad, un hombre riega su jardín)… La forma de mostrar la intromisión de la anormalidad, lo extraño en un contexto de normalidad aparente está magníficamente conseguido por la planificación de esta secuencia: el primer plano de la manguera retorciéndose, el plano del hombre cayendo al suelo, el descenso de la cámara hasta el interior del césped donde hay unos insectos; en contraposición a los breves planos iniciales de presentación del pueblo, con un significado muy distinto, a pesar de su aparente parecido formal; a lo que habría que añadir el inserto de la manguera todavía expulsando agua, pues, a pesar de lo ocurrido, el tiempo no cesa. Esa dualidad entre lo esplendoroso y lo oscuro se concreta en diversos aspectos. Image

 

http://www.auladecine.ulpgc.es/cine/auladecine/img/img_pelis_03_11/2do-2006-2007/David%20Lynch/HojaNo168_NEW-TerciopeloAzul.pdf

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s